Saltar al contenido

ARCILLA BLANCA 250g IDARO

La arcilla blanca está especialmente recomendada en el tratamiento de pieles secas, envejecidas o con arrugas. La arcilla tiene numerosas aplicaciones terapéuticas en la piel gracias a sus propiedades desinfectantes, desintoxicantes, depurativas y calmantes.

La arcilla blanca (caolín) es desinfectante, revitalizante, remineralizante y calmante, y sus efectos son prácticamente inmediatos. Tras haber aplicado una mascarilla o emplaste notarás sus múltiples beneficios al momento.

3,80

Producto disponible

Descripción

La arcilla blanca está especialmente recomendada en el tratamiento de pieles secas. Envejecidas o con arrugas. Tiene numerosas aplicaciones terapéuticas en la piel gracias a sus propiedades desinfectantes, desintoxicantes, depurativas y calmantes.

Es desinfectante, revitalizante, remineralizante y calmante. Efectos son prácticamente inmediatos. Tras haber aplicado una mascarilla o emplaste notarás sus múltiples beneficios al momento.

Sobre el rostro aporta un efecto lifting natural y sin dañar la piel. Efecto tensor sin contaminar la piel. Se consigue una piel más limpia, fresca y libre de impurezas, sin rojeces. Tersa y con un aspecto mucho más joven. Baja la inflamación y descongestiona la piel. Estimula la regeneración de tejido cutáneo.

MODO DE USO:
  1. Mezclar la arcilla blanca pura con agua hasta obtener una textura cremosa.
  2. Aplicala sobre la piel y deja que actue unos 20 min.
  3. Retirar con agua abundante e hidrrata la piel

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “ARCILLA BLANCA 250g IDARO”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Quieres conocer antes que nadie todas nuestras novedades y beneficiarte de todos nuestros descuentos?

Suscríbete a nuestra lista de correo y obtén las mejores promociones en alimentación ecológica, macrobiótica, Flores de Bach, cosmética e higiene, hogar, aceites esenciales y suplementación bio. Todo lo que necesitas para llevar una vida más saludable está a un solo clic. ¿A qué esperas?